¿Qué seres humanos somos? (III) Viviendo con Sentido

“Vivir es ser útil a los demás”. Séneca

Concentrar nuestros esfuerzos únicamente en nosotros mismos, sin importarnos nada más es una de las expresiones más deplorables del egocentrismo, imponiendo nuestros intereses efímeros estamos dejando a quienes nos siguen un planeta destrozado y moribundo.

Creo, que revisando el significado de algunas palabras muy conocidas, podremos encontrar el tan ansiado hilo de Ariadna para poder guiarnos y salir del laberinto en el que estamos perdidos.

Amor: “Dar a otros esas cosas que te gustaría te dieran si estuvieras en la situación de ellos y hacerlo aún si ellos no pueden devolvértelo, es respeto y misericordia por todos los otros”

Altruismo: “Preocupación desinteresada por el bien ajeno, predisposición y proactividad para actuar teniendo en cuenta los intereses de otras personas y sin segundas intenciones”

Altruidad: “compromiso deliberado de actuar por la libertad de los otros” Amor Altruista: “Placer desinteresado producido por el bienestar de otro” Benevolencia: “Querer el bien del otro”

Bondad: “Inclinación a hacer el bien”

Compasión: “Sentir aprecio por los demás deseando liberarlos de su sufrimiento”

Empatía: “Sentir lo que otros están experimentando y resonar con ellos”

Escuchar: “Prestar nuestros oídos, nuestro corazón y sin emitir juicios crear un espacio comprensivo y amoroso para que el otro hable y libere su corazón”

Ética: “No concierne únicamente a lo que es bueno hacer, también a lo que es bueno ser”

Fraternidad: “Sentimiento de pertenecer a la familia humana”

Gentileza: “Forma de dulce deferencia que se manifiesta en nuestra manera de comportarnos con los demás”

Iluminación: “Adquisición de entendimiento”

Lucidez: “Saber diferenciar entre placer y felicidad”

Regocijo: “Sentir de corazón y en el corazón una sincera alegría por los logros, cualidades y felicidad del otro”

Sabiduría: “Facultad de actuar en mi vida con sensatez, prudencia y acierto, así como lograr dominar el ego”

Serenidad: “Estado que llena de dicha el espíritu y lo vacía de rencores”

Solícito: “preocuparse de forma duradera y vigilante por el destino de otro

Mario Montalvo Ortega

Artículos relacionados

Resiliencia XV y última

“Bienaventurados los corazones flexibles, porque no se romperán” San Francisco de Sales Es un hecho indiscutible que todos enfrentaremos situaciones difíciles a lo largo de nuestra vida, pero también es cierto que la mayoría de quienes enfrenten circunstancias extremas las superarán y vivirán para contarlas. Vencer la adversidad no es una excepción, más bien es la […]

Albert Camus, ¿Por dónde viene la pelota?

Albert Camus, enorme ser humano, filósofo, novelista, ensayista, dramaturgo y periodista, a los 44 años de edad recibió el premio Nobel de Literatura Nació en la Argelia francesa, durante todos sus años de estudiante jugó al fútbol y en 1930 era el portero del equipo de la Rancing Universitaire d’Alger. Se hizo portero desde niño, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *