UN CUENTO DE AMOR

A propósito del reciente día del amor y la amistad escribo este relato tomado de la película Cinema Paradise, donde el anciano y ciego Alfredo le cuenta al enamorado Totò esta historia:

Había una vez un rey que dio una fiesta, estaban las princesas más bellas del reino, pues bien, un soldado que estaba de guardia, vio pasar a la hija del rey, era la más bella de todas y se enamoró al instante.

Pero, que puede hacer un pobre soldado ante la hija del rey, por fin un día logró encontrarla…y le dijo que ya no podía vivir sin ella.

La princesa quedó tan impresionada con su amor que le dijo al soldado, si puedes esperarme por 100 días y 100 noches bajo mi balcón, al fin seré tuya, ¡vaya! de inmediato el soldado fue allá y esperó..un día, dos días  y diez…y luego veinte.

Cada noche la princesa miraba desde la ventana…y el nunca se movía. Con lluvia, viento, nieve, siempre estaba allí, los pájaros le cagaban encima, las abejas se lo comían vivo, pero él no se movía.

Al cabo de 90 noches se había vuelto todo seco y blanco lloraba a lágrima tendida sin poder parar, no tenía ni fuerzas para dormir, mientras que la princesa no lo dejaba de mirar. Y llegando a la noche 99 el soldado se levantó agarró la silla y se fue.

Totò salta incrédulo y pregunta: ¿cómo? ¿Al final?

Alfredo le respondió: Si, justo al final, y no me preguntes qué quiere decir. No lo sé, si lo entiendes dímelo tú.

En este punto detenemos la película y nos preguntamos: ¿porque después de tanto sacrifico cuando estaba a punto de cumplir su sueño tira la toalla y se va?, ¿no la amaba como pensaba?

Y tú ¿qué sientes?, ¿qué habrías hecho en su lugar?, ¿cuántos días y cuantas noches resistirías?

De nuevo la película; tiempo después Totò le cuenta a Alfredo sus conclusiones; ahora entiendo porque desistió el soldado, con una noche más la princesa hubiera sido suya, pero si no mantenía su promesa se habría muerto de tristeza, así al menos, durante noventa y nueve noches vivió la ilusión de que ella estaba esperándolo.

En este punto ya con tus conclusiones y las de Totò, déjame decirte la enseñanza que creo nos deja al final este cuento; al llegar a casa la madre del soldado le pregunta: Hijo, si estuviste ahí 99 días con sus noches, ¿qué pasó? ¿De verdad no pudiste aguantar un día más?

– Madre, me enteré de que me había visto, que le había dicho a su padre que se iba a casar conmigo… y a pesar de eso ¿no fue capaz de evitarme una sola noche de dolor? Alguien que no es capaz de evitarte una noche, una hora de sufrimiento no merece tu amor ¿verdad?

Te recomiendo ver Cinema Paradise, disfrutarás una de las relaciones más sinceras. divertidas y emotivas del cine y además gozarás la música del genio Ennio Morricone.

Artículos relacionados

¿DINERO VS SALUD?

“La actitud inherente al consumismo es devorar todo el mundo”. Erich Fromm Esta es una cita que he encontrado muchísimas veces: “lo que más me sorprende del serhumano es que sacrifica su salud para poder ganar dinero, y luego sacrifica su dineropara tratar de recuperar su salud, está tan ansioso por su futuro que no […]

Viviendo con Sentido

Un milenario cuento Chino que nos habla de la honestidad. Un joven y apuesto príncipe, pensó que era el momento de casarse, pero tenía muchas dudas, ¿debía escogerla por su belleza?, ¿por su dinero?, ¿por su posición social?, ¿por su inteligencia?, pero su máxima preocupación era, que por ser heredero del trono la mayoría de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *