Viviendo con sentido

Ganamos la primera carrera.


“Antes de que nacieras, y aún eras demasiado pequeño para ser visto por el ojo humano, ganaste la carrera por la vida entre 250 millones de competidores. Y sin embargo que rápidamente has olvidado tu fuerza, cuando tu propia existencia es prueba de tu grandiosidad”. Suzy Kaseem


Nueve meses antes de que nacieras millones de espermatozoides iniciaron una extraordinaria carrera, y tú entre todos ellos triunfaste, llegaste al óvulo que estaba a la espera, de haber llegado otro no existirías. Y entonces se sumaron los genes de los 23 cromosomas del espermatozoide de tu papá con los genes de los 23 cromosomas del óvulo de tu mamá. Y se generó la información genética que te integra.


Así que, después de ese primer maratón donde inició tu vida, ¿Cómo te ha ido en las que corriste después?, ¿Y como te irá en las que aún te faltan?


“El viaje del sol y la luna es predecible, pero el tuyo es tu último arte”, sin olvidar que; “toda flor crece a su propio ritmo” Suzy Kaseem

Artículos relacionados

Viviendo con Sentido

Les comparto este hermoso cuento de León Tolstói, que reafirma mi creencia, en que los seres humanos hemos sobrevivido y evolucionado, porque hay muchísimas personas que dan sin pedir nada a cambio. Pobres gentes En una choza, Juana, la mujer del pescador, se halla sentada junto a la ventana remendando una vela vieja. Afuera aúlla […]

Filosofía Estoica

El gran objetivo de la vida, resistir siempre. Jules Evans en su libro Filosofía para la vida, se pregunta, cómo pudo el esclavo Epicteto con una vida tan frágil, entre tanta incertidumbre y opresión y sin capacidad para controlar su destino mantener la fortaleza y la calma. Epicteto distinguía lo que en su vida podía […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *