Mario Montalvo Ortega

Viviendo con Sentido

Resiliencia (IX). El optimismo

El optimismo

“Incluso la noche más oscura terminará y el sol saldrá”. Víctor Hugo

La filosofía estoica es de un gran optimismo, como las demás escuelas Socráticas, afirman que no importa el tamaño del obstáculo o lo grande que sea la adversidad, siempre podemos adaptarnos a cualquier circunstancia y alcanzar la felicidad esto con dos herramientas que nos dio la naturaleza: la razón y el libre albedrío.

Afirman los estoicos que el optimismo no debe ser excesivo, esto lo ponen en contexto; al prever los acontecimientos y el resultado, creemos que el mundo entero está en sintonía con nosotros, y si no ocurre como esperamos reaccionamos con ira., con pataletas de niño. Las personas iracundas piensan que la vida les debe todo, y ¿Qué nos dice Séneca de ellas?: estamos muy sensibles a todo lo que nos debe la vida, pero a la vez ciegos a cuanto hemos recibido.

La filosofía estoica nos invita a ver las cosas como son, no a exigir que se adecuen a nuestras expectativas, y afirma: el sabio hará que ninguna cosa de las que en la vida suceden le sea imprevisible, teniendo por sentado que todo lo que puede venir le ha de suceder.

El optimismo racional es, no asegurar que las cosas saldrán bien, sino que, salgan como salgan, sabremos resistir sus consecuencias e incluso cambiarlas.

Y como afirmaba el gran Churchill: “soy optimista, no parece de mucha utilidad ser cualquier otra cosa”

MMO 2020 Mérida Yucatán México

Artículos relacionados

¿Qué seres humanos somos? (VI) Viviendo con Sentido

“Gran parte de la crueldad que la gente aplaude o tolera lo es únicamente porque esas personas son demasiado estúpidas para imaginarse ellas mismas en la situación de las víctimas o se abstienen deliberadamente de hacerlo”. Charlie Dunbar Broad Empatía, proviene de la palabra alemana Einfühlung, que quiere decir “capacidad de sentir al otro desde […]

Cementerio

¿Educar sobre la muerte?

¿Parte de nuestra existencia es la finitud de la vida?“No hay que lamentarse por la muerte, como no hay que lamentarse por una flor que crece. Lo terrible no es la muerte, sino las vidas que la gente vive o no vive hasta su muerte”. Charles BukowskiDesde los orígenes de la humanidad la muerte siempre […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *