Resiliencia(II)

“Vive como si fueras a morir mañana. Aprende cómo si fueras a vivir siempre” Gandhi

La suma de todas las vidas individuales integran a la sociedad, cada memoria individual se suma y hace parte de la historia. Conocemos al descubridor de la teoría de la relatividad, la madre de un ser especial o un resistente, pero quienes trabajan en silencio aunque crean que su historia es mínima , su aportación a la conservación de la vida común es indispensable.

Todos coincidimos en que las dificultades son diarias, cualquier trabajo tendrá conflictos, una vez resuelto un problema surgirán en automático otros y siempre estaremos ante la disyuntiva de resistir o abandonarnos.

Cualquier escasez de recursos nos empuja hacia el pesimismo, una enfermedad aún no siendo mortal se adueña de nuestro ánimo, las muertes imprevistas de personas queridas son muy difíciles de procesar. Luis rojas escribe; para un adulto la pérdida más dura es el fallecimiento de un hijo o de la pareja ya que son consideradas injustas y un error de la vida. Se siente que el tren de la vida se descarriló de pronto, y no tenemos un plano un manual o una guía.

“El pensamiento debe ser más fuerte que la materia, y la voluntad más poderosa que el sufrimiento físico o moral”. Zenón de Cito

Continuamos la próxima semana

MMO 2020 Mérida Yucatán

Artículos relacionados

Saber o No Saber. Esa es la pregunta. Viviendo con Sentido

Parafraseando a Shakespeare, del “ser o no ser” de Hamlet a “Saber o no saber, esa es la pregunta” ¿Qué he hecho por mi propia educación y aprendizaje, estoy consciente de que son la verdadera civilización? “Si la educación le parece cara, pruebe con la ignorancia”. Albert Einstein Lo anterior nos invita a preguntarnos no […]

La codicia. Viviendo con Sentido

Yo soy la codicia, engendrada por un avaro en un bolsón de cuero, y, de cumplirse mis deseos haría que esta casa y cuantos en ella hay se convirtieran en oro para poder encerrarlos en mi buen cofre. ¡Oh, mi dulce oro! Christopher Marlowe Codicia según el diccionario: Deseo o apetito ansioso y excesivo de bienes […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *