ÉTICA Y VERGÜENZA

Debemos aprender a vivir juntos como hermanos o perecer juntos como necios”
– Martin Luther King

En una carrera, el deportista Abel Mutai representante de Kenia, estaba a solo a unos metros
de la línea de meta, pero se confundió con la señalización y se detuvo pensando que ya había
completado la carrera.
El deportista español, Iván Fernández, estaba justo detrás de él y al darse cuenta de lo que
estaba sucediendo, comenzó a gritar al keniano para que continuará corriendo; pero Mutai no
hablaba español y no entendió. Entonces el español lo empujó hacia la victoria.

Un periodista le preguntó a Iván…
“¿Por qué hiciste eso?”

Iván respondió…
“Mi sueño es que algún día podamos tener una especie de vida comunitaria”.

El periodista insistió
“Pero, ¿por qué dejaste que ganara Kenia?”

Iván le contestó – “No lo dejé ganar, él iba a ganar”.

El periodista volvió a insistir “¡Pero podrías haber ganado!”

Iván lo miró y le respondió…”Pero, ¿Cuál sería el mérito de mi victoria? ¿Cuál sería el honor
de esa medalla? ¿Qué pensaría mi madre de eso?”


¿Los valores se transmiten con el ejemplo? Si así es, ¿nosotros qué valores les estamos
enseñando a nuestros hijos?
“Procure no ser un hombre con éxito, sino un hombre con valores”. – Albert Einstein

Artículos relacionados

Para nacer

“Cada mañana cuando nos despertamos nacemos”. Tita Merello Para nacer necesitamos: 2 Padres, 4 abuelos, 8 bisabuelos, 16 tatarabuelos, 32 tras tatarabuelos, 64 pentaabuelos, 128hexaabuelos, 256 heptabuelos, 512 octabuelos, 1024 enabuelos, 2048 decabuelos. Y estos números son solamente el total de las últimas 11 generaciones, fueron necesarios4,094 ancestros, todo esto en aproximadamente 300 años antes […]

La ejecución (Cuento de Hermann Hasse)

En su peregrinación, el Maestro y algunos de sus discípulos bajaron de la montaña al llano y seencaminaron hacia las murallas de la gran ciudad. Ante la puerta se había congregado una gran muchedumbre. Cuando se hallaron más cerca vieron un cadalso levantado y los verdugos ocupados en llevar a rastras hacia el tajo a […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *