Viviendo con Sentido

Ubuntu
“Umuntu, ngumunto, ngabantu”. En el idioma Zulú significa: “Una persona es una persona a causa de las demás”.


Después de 27 años encarcelado, Nelson Mandela inicia una nueva era y la reconstrucción en Sudáfrica, para poder cohesionar a una nación formada por individuos y clanes, dividida y herida por décadas de crímenes y odio originados por el colonialismo y el apartheid, llevó como estandarte la filosofía ubuntu, con ello pone como un valor la capacidad de perdonar y la empatía.

Ubuntu es traducido como: “yo soy porque nosotros somos”, “si todos ganan tú ganas”, “una persona se hace humana a través de las otras personas”, “el bien común es el bien propio”

La definición más completa, fue escrita por Desmond Tutu (premio Nobel de la paz en 1984 y en el gobierno de Mándela encabezó la comisión de la verdad y la reconciliación)

“Una persona con Ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazada cuando otras son capaces y son buenas en algo, porque está segura de si misma ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras persona son humilladas o menospreciadas, cuando otras son torturadas u oprimidas”.


¿Y yo y las personas con quienes me relaciono tienen ubuntu?

Artículos relacionados

Resiliencia (IX). El optimismo

El optimismo “Incluso la noche más oscura terminará y el sol saldrá”. Víctor Hugo La filosofía estoica es de un gran optimismo, como las demás escuelas Socráticas, afirman que no importa el tamaño del obstáculo o lo grande que sea la adversidad, siempre podemos adaptarnos a cualquier circunstancia y alcanzar la felicidad esto con dos […]

Resiliencia (VI)

“Los malos tiempos tienen un valor científico. Son ocasiones que un buen alumno no se perdería”. Ralph Waldo Emerson Cuando el estrés es duradero, al sentir que las amenazas son permanentes, se deterioran incluso las defensas naturales del cuerpo y nos conduce al hundimiento. En potencia cada uno de nosotros tiene diferentes recursos para adaptarnos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *