Resiliencia (XI) Las quejas afectan nuestra resistencia

Las quejas afectan nuestra resistencia

“Si tú mal tiene remedio ¿por qué te quejas?, si no lo tiene ¿por qué te quejas?  Proverbio Oriental

¿Cómo reaccionamos ante la frustración? Los más emotivos son más vulnerables y cuando reciben el impacto de un problema o un fracaso, lo sienten como un mazazo en la cabeza, quienes son más racionales, esperan a que las emociones se enfríen para pensar en reaccionar. Sin embargo no importa como sea, el impacto de la frustración nos saca de nuestro eje de control.

Los fracasos y frustraciones nos acompañarán toda la vida, desde niños aparecen y empieza la escuela de la vida, nos enseñan a conocer nuestras debilidades y fortalezas.

Mientras más experiencia vayamos teniendo, lo primero que debemos de aprender es que invertir nuestro tiempo y energías para quejarnos no nos lleva a ningún lado, por el contrario, tendremos más éxito si no perdemos el tiempo lamentándonos o quejándonos, para así centrarnos en encontrar las soluciones que funcionen. Debemos de aplicarnos en utilizar los recursos que tenemos en vez de quejarnos por lo que nos falta.

¿A cuántos conocemos? que en vez de revisar lo que tienen a su alcance para mejorar o cambiar su futuro, quedan cautivos de su percepción negativa de las situaciones, y se encierran en un diálogo destructivo de quejas, quedándose, empobrecidos y sin fuerzas, estos sentimientos negativos nos llevan a desarrollar inseguridades, baja autoestima, ansiedad y miedos.

Quienes desarrollan un espíritu positivo y optimista, serán pro activos ya que ven los obstáculos y dificultades siempre controlables y pasajeros, por el contrario los pesimistas no creen poder hacer nada para superar sus problemas, más que vivir quejándose ante sí mismo y luego ante los demás de; la “crisis económica”, “la pandemia”, “los políticos”, “la competencia”, “el clima” etc. etc. etc.

“El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta las velas”. William George

MMO 2020 Mérida Yucatán México

Artículos relacionados

¿De qué me arrepentiré antes de morir?-Viviendo con sentido

“He conocido varios trabajos, pero solo uno de ellos cambió mi vida de verdad. Después de dedicarme a ofrecer cuidados paliativos a pacientes terminales sentí que por primera vez, había recibido mucho más de lo que jamás podría dar” Bronnie Ware En su libro “de que te arrepentirás antes de morir”, Bronnie Ware enfermera especializada […]

Resiliencia (XII). El fracaso.

El fracaso tiene que ver con nuestra resistencia “El fracaso es a veces, más fructífero que el éxito”. Henry Ford Las personas resistentes cuando triunfan se alegran, pero tienen muy claro que en la vida a veces hay que perder para ganar, tampoco le dan demasiada importancia al éxito o al fracaso, cuando triunfan saben […]

3 comentarios

  1. En un muelle de Veracruz leí un cartel que decía…. Tuya es la decisión; o lo arriesgas todo en busca de éxito o te sientas cómodamente a CONTEMPLAR que pasen los TRIUNFADORES !!!

  2. Muy buena reflexión, en el día a día vamos forjando nuestro carácter y nuestra vida, ser actores y no espectadores, hacer que las cosas pasen con el único afán de construir un mundo mejor que aquel que recibimos si esperar nada a cambio más que la satisfacción de haberlo realizado. Muchas felicidades Mario y gracias por ser ese excelente ser humano que eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *